HORMIGON AUTOCOMPACTABLE
hormigon rioja

“Hormigón autocompactable es aquél que puede fluir por su propio peso y llenar completamente el encofrado, incluso en presencia de un armado denso, sin necesidad de ninguna vibración, al tiempo que mantiene su homogeneidad” (EFNAC; febrero 2002).

El hormigón autocompactable posibilita la reducción de costes (elimina vibración y mano de obra), permite la reducción de secciones, disminuye el tiempo de ejecución, mejora los acabados superficiales, garantiza una mayor calidad y un hormigón homogéneo, elimina el ruido de la vibración, creando un mejor ambiente de trabajo, y permite obtener un hormigón más impermeable y duradero.

Estamos hablando claramente del hormigón del futuro;

Los avances en el mundo de los aditivos de tercera generación en España están marcando el avance del hormigón autocompactable, dejando en históricos los problemas de resistencias iniciales que estos hormigones tenían en la primera época, en sus inicios, así como algunos problemas de acabado que eran evidentes y que hoy están totalmente superados, o el problema de mantenimiento de la trabajabilidad que se nos venían encima en época calurosa. El hormigón autocompactable hoy día es una realidad, gracias a la acción de la gama de aditivos de tercera generación.

Estos aditivos permiten alcanzar consistencias de autonivelación, con un hormigón uniforme, sin disgregación ni exudación, con excelente capacidad de relleno, con contenidos moderadamente altos de cemento y muy bajas relaciones agua/cemento, que dan extraordinarias resistencias iniciales y finales con un buen mantenimiento de consistencia, imprescindible en el hormigonado de elementos de gran volumen, en particular en tiempo caluroso.

De este modo, se elimina el factor de riesgo del fallo humano en la compactación, obteniendo una seguridad incuestionable en la ejecución del hormigonado, con acabados perfectos y resistencias mucho más uniformes a todas las edades que pueden superar las del hormigón convencional con el mismo contenido de ligante.

hormigon autocompactante

VENTAJAS DEL HORMIGON AUTOCOMPACTABLE. (HAC)

  1. Mayor productividad.
  2. Disminución de los plazos de construcción.
  3. Ahorro en mano de obra.
  4. Mejor entorno de trabajo.
  5. Mayor calidad de los elementos hormigonados.
  6. Adaptabilidad en condiciones difíciles.

Otra de las razones para el empleo del hormigón autocompactable es el hecho de que es una tecnología orientada a la preservación del medio ambiente. El HAC incorpora subproductos industriales que contribuyen al desarrollo sostenible de la tecnología del hormigón.

 

ensayo hormigon autocompactable

COMPONENTES

El HAC está compuesto como el hormigón convecional pero además se utilizan aditivos superfluidificantes y adiciones de filler calizo junto con una selección de tamaño de grava específica, entre 12 - 16 mm.

Como consecuencia de las bajas cantidades de agua utilizadas para preparar este tipo de hormigones, se favorecen muy positivamente las propiedades del hormigón endurecido como por ejemplo: las resistencias mecánicas tanto a corto como a largo plazo, la fluencia, la retracción y, por lo tanto, se aumenta la durabilidad.

Las bajas cantidades de agua permiten además reducir la porosidad del hormigón lo cual implica una mayor impermeabilidad. Desde el punto de vista estético el hormigón autocompactable presenta excelentes acabados debido principalmente al diseño del hormigón y a su bajo porcentaje de aire ocluido que disminuye la porosidad superficial.
hormigones vicente